viernes, 4 de abril de 2014

¿CÓMO SE HACE UN MANGA DE SAILOR MOON? (BRASIL)

Cortesía de: UOL Henshin y JBC
Reporteros: Pedro Catarino, Cassius Medauar, y la Redacción de Henshin



Como ya se sabe, el pasado 29 de marzo se lanzó en el Shopping Center Norte de Sao Paulo (Brasil), la primera versión en portugués local del Manga de Sailor Moon, en edición ‘Kanzenban’ (es decir la de los 12 tomos). Lo que no se sabía a la vista de todos, es que la realización y adaptación de un manga a otro idioma distinto al japonés, es un proceso tan complejo, que más allá de contar con los recursos económicos, físicos, humanos y técnicos para producirlos, la compra de los derechos autorales también se vuelve un problema, porque los encargados de las editoriales tienen que insistir una y otra vez en medio de varias propuestas, para que al final les den el visto bueno.

El caso más notorio, es de la editora JBC en Brasil, que a mediados del año 2013 (más o menos) logró conseguir los derechos para producir la versión local del manga de Sailor Moon, y en ese momento, comenzaron a programar todo el proceso de edición, adaptación, diagramación, publicación, y futuro expendio.

En el primer y segundo videos, vemos el proceso inicial de producción (diagramación y traducción), basado en un envío previo de las versiones originales del manga desde Japón, y un posterior envío por parte de la editora local de toda la adaptación, para que los editores de Kodansha (y Naoko Takeuchi en especial), den su ‘visto bueno’ final:

Diagramación:


Traducción:


Como tal, dentro de la celebración realizada el 29 de marzo (llamada también por sus realizadores como ‘Sailor Day’), más de 400 fans (varios con cosplay) se hicieron presentes para el gran lanzamiento y primeras ventas del manga en portugués… y durante el mismo, se dio a conocer un video en el cual la editora JBC reveló con más detalle todo el proceso de producción de los mangas (al menos del primer tomo):

Resumen de todo el proceso:


Les pregunto mis amigos, ¿Quién no se sentiría satisfecho con el resultado final de todo un trabajo hecho en equipo para sacar un excelente producto? Y más aún: ¿Quién no se sentiría feliz teniendo una de estas ‘bellezas literarias y artísticas’ en sus manos?